spot_img
lunes, abril 15, 2024
InicioMaternidad¿Por qué las mujeres cobran menos que los hombres?

¿Por qué las mujeres cobran menos que los hombres?

-

Cuando se trata del tema de las diferencias salariales entre hombres y mujeres, hay muchas teorías y opiniones diferentes.

Algunas personas argumentan que las diferencias salariales son el resultado de la segregación ocupacional, lo que significa que hombres y mujeres tienden a estar sobrerrepresentados en sus respectivos campos.

Otros argumentan que a las mujeres no se les dan tantas oportunidades de ascenso como a los hombres. Otros sugieren que hay factores institucionales, como la discriminación o los prejuicios inconscientes, que nos llevan a valorar unos papeles más que otros.

Independientemente de lo que se crea que es responsable de la brecha salarial de género, una cosa está clara: cuando se trata de cheques de pago, los hombres siguen ganando más de media que las mujeres, y esta discrepancia se ha mantenido a lo largo del tiempo a pesar de los avances en la igualdad en otras áreas, como los niveles de educación entre los géneros.

Las mujeres trabajan menos horas que los hombres.

Las mujeres trabajan menos horas que los hombres.

La semana laboral media a tiempo completo es de 40 horas, pero es más probable que las mujeres trabajen a tiempo parcial y hagan pausas en su trabajo para cuidar a familiares.

Por ejemplo, las mujeres son más propensas que los hombres a pedir permisos no retribuidos o a reducir sus horas de trabajo cuando tienen hijos o padres mayores que necesitan ayuda en casa.

Debido a estas diferencias en las pautas de trabajo entre hombres y mujeres, algunos economistas sostienen que es inexacto comparar los salarios por horas, ya que el empleado masculino típico trabaja más horas a la semana que su homóloga femenina.

En su lugar, prefieren comparar los salarios sobre una base anual porque refleja mejor cuánto aporta realmente cada persona durante un periodo de tiempo determinado (es decir, 52 semanas).

Las mujeres tienen más probabilidades de trabajar en empleos peor pagados.

Las mujeres tienen más probabilidades de trabajar en empleos peor pagados.

Las mujeres tienen más probabilidades de trabajar en profesiones asistenciales, como la enseñanza, la enfermería y el trabajo social.

Las mujeres también suelen trabajar a tiempo parcial o con horarios flexibles que no les permiten ganar tanto dinero por hora como los hombres que trabajan a tiempo completo.

Las mujeres tienen más probabilidades de ausentarse del trabajo para cuidar a familiares.

Los factores que contribuyen a la brecha salarial entre hombres y mujeres son complejos, pero una cosa está clara: las mujeres tienen más probabilidades que los hombres de ausentarse del trabajo para atender a la familia.

Las mujeres tienen más probabilidades que los hombres de ausentarse del trabajo para cuidar a familiares e hijos enfermos.

También tienen ausencias más prolongadas durante su carrera profesional debido a sus responsabilidades como cuidadoras, lo que puede hacer que se pierdan ascensos y aumentos salariales.

Las mujeres suelen elegir carreras menos remuneradas que los hombres.

Las mujeres tienden a elegir carreras más conservadoras que los hombres.

Muchas mujeres eligen trabajos con menos riesgo y flexibilidad, que suelen estar peor pagados.

Además, es más probable que las mujeres trabajen en el sector servicios (como la sanidad), que paga menos que los empleos de la industria o la construcción.

Las mujeres cobran menos que los hombres por el mismo trabajo.

La brecha salarial de género es la diferencia entre los salarios pagados a hombres y mujeres. Hay muchos factores que contribuyen a este fenómeno, entre ellos:

  • Las mujeres cobran menos que los hombres por el mismo trabajo.
  • Las mujeres cobran menos que los hombres por el mismo nivel de estudios.
  • Las mujeres cobran menos que los hombres por su nivel de experiencia.
  • El último punto es importante porque demuestra que, aunque seas una profesional con experiencia y un doctorado, no hay garantía de que ganes más que tus homólogos masculinos que tienen cualificaciones o niveles de experiencia similares a los tuyos, ¡aunque sean más jóvenes que tú!

Hay muchas razones para las diferencias salariales, pero normalmente no hay una respuesta sencilla.

Hay muchas razones que explican las diferencias salariales, pero no suele haber una respuesta sencilla.

La diferencia salarial entre hombres y mujeres es una cuestión compleja en la que intervienen múltiples factores, entre ellos:

  • La discriminación de género (intencionada o no) por parte de los empresarios
  • El hecho de que las mujeres tengan más probabilidades de trabajar a tiempo parcial y de interrumpir su carrera profesional para criar a sus hijos.
  • Diferencias entre las opciones educativas y las especializaciones de hombres y mujeres.

Conclusion

La brecha salarial entre hombres y mujeres es un problema complejo en el que intervienen muchos factores.

No hay una respuesta o solución única para acabar con ella, pero si comprendemos las distintas causas podremos trabajar juntos para cambiar las cosas.

Esto significa garantizar que las mujeres tengan igual acceso a empleos y carreras bien remunerados, así como proporcionarles apoyo para que puedan ascender sin tener que elegir entre trabajo y vida familiar.

Articulos relacionados

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

diecinueve − once =

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y se aplican la política de privacidad y los términos de servicio de Google.

Ultimas noticias