¿Cuáles son los peligros de la Inteligencia Artificial?

La inteligencia artificial (IA) es un tema muy amplio y hay muchas formas diferentes de definirla.

Para nuestro propósito, empecemos por la definición más sencilla:

La IA es cualquier programa informático que puede actuar como un ser humano.

Y ya está. Hay muchas otras definiciones (incluso algunas que utilizan palabras como «artificial» o «inteligente»), pero creo que ésta es la más fácil de entender.

Por supuesto, ningún programa informático puede hacer todo lo que hace un ser humano; incluso los ordenadores que parecen capaces de hacer todo lo que hace un ser humano suelen ser buenos en un tipo concreto de tarea, por ejemplo, jugar al ajedrez o al Go.

Pero los ordenadores mejoran cada día en más cosas: hablar inglés o japonés , tocar música , escribir noticias , etc…

Robótica

La robótica es un subcampo de la IA. Como tal, los robots son cada vez más avanzados y asequibles.

También se están haciendo cada vez más comunes, y los robots se utilizan para todo, desde la fabricación a la asistencia sanitaria, pasando por la exploración espacial.

El ejemplo más famoso de robótica en uso hoy en día es probablemente R2D2 de La guerra de las galaxias; sin embargo, hay muchos otros ejemplos en los que quizá no hayas pensado que están relacionados con la IA: coches autoconducidos; drones (tanto militares como de aficionados); el asistente Alexa de Amazon; quioscos automatizados en aeropuertos o centros comerciales; robots quirúrgicos como da Vinci Surgery System y da Vinci Xi de Intuitive Surgical; drones militares como los utilizados por las fuerzas británicas en Afganistán o los SEAL de la Marina estadounidense durante la operación Neptune Spear contra Osama bin Laden

Automatización

La automatización es el uso de máquinas para realizar tareas que antes requerían mano de obra humana. Existe desde hace mucho tiempo y nos ha facilitado la vida desde sus inicios, pero también conlleva riesgos.

La automatización puede provocar la pérdida de puestos de trabajo y problemas económicos, pero también nos permite hacer cosas que antes no creíamos posibles, como explorar el espacio o curar enfermedades como el cáncer en casa ¡usando sólo tu smartphone!

Algoritmos y software

Los algoritmos son conjuntos de reglas que definen el funcionamiento del software. El software es un conjunto de instrucciones que indican a los ordenadores lo que tienen que hacer, y los algoritmos se utilizan a menudo de muchas formas distintas.

Un ejemplo es un algoritmo que le dice qué ruta tomar cuando conduce del punto A al punto B, o un algoritmo que le ayuda a encontrar información en Internet buscando palabras clave o frases.

Los algoritmos también pueden utilizarse para tareas más complejas, como reconocer caras en fotos o entender el habla humana (reconocimiento de voz).

Los algoritmos se utilizan a menudo como parte de los sistemas de aprendizaje automático -un tipo de inteligencia artificial (IA) en el que los ordenadores aprenden de los datos sin que se les programe explícitamente cómo deben comportarse en cada paso del camino-, pero no siempre son necesarios:

A veces basta con tener acceso a un montón de datos (como fotos), de modo que no se necesitan reglas específicas porque todo ya ha sido predeterminado por otra persona.

Aparición de armas autónomas

La inteligencia artificial es la inteligencia que muestran las máquinas y existe desde hace tiempo.

Se utiliza en drones y coches autónomos, pero también en robots militares, sistemas de vigilancia y armas.

La IA se ha utilizado para desarrollar sistemas de armas autónomas (AWS) -también conocidos como robots asesinos- que pueden tomar sus propias decisiones sobre qué atacar sin intervención ni supervisión humana.

Hackers y ciberguerra Hackers y ciberguerra

Los hackers intentarán explotar la IA.

La IA es un objetivo atractivo para los hackers, ya que la tecnología podría utilizarse para desarrollar nuevos tipos de armas o defenderse de ciberataques.

Los hackers pueden tomar el control de un coche autoconducido y hacer que se estrelle, o podrían utilizar altavoces inteligentes como Alexa o Google Home para espiar conversaciones privadas y acceder a información sensible.

La inteligencia artificial es un tema muy amplio, pero hay cuatro áreas principales de las que preocuparse.

La inteligencia artificial es un tema muy amplio, pero hay cuatro áreas principales de las que preocuparse.

  • Robótica: Los robots existen desde hace décadas y se han utilizado en la fabricación y otros entornos industriales.

     

  • Sin embargo, cada vez son más comunes también en hogares y oficinas. Por ejemplo, Alexa, de Amazon, puede responder preguntas, reproducir música y encender luces cuando se lo pidas, ¡todo ello sin necesidad de intervención humana! Además de la robótica que se utiliza para productos de consumo como los coches autoconducidos (de los que hablaremos más adelante), también están siendo desarrollados por militares de todo el mundo como sistemas de armas autónomas (AWS).

     

  • Automatización: La automatización se refiere específicamente a máquinas o algoritmos que sustituyen el trabajo humano sin necesidad de intervención humana después de la configuración inicial (como una cadena de montaje).

     

  • Este tipo de automatización existe desde que Henry Ford introdujo su método de cadena de montaje en 1914; sin embargo, recientemente ha aumentado el interés por utilizar robots en lugar de humanos debido a su mayor precisión a la hora de realizar tareas como soldar piezas de automóviles o empaquetar cajas llenas de alimentos en las estanterías de los supermercados de Estados Unidos.

Conclusion

La inteligencia artificial es un tema muy amplio, pero hay cuatro áreas principales de las que preocuparse.

La robótica, la automatización y los algoritmos son potencialmente peligrosos porque pueden provocar la pérdida de puestos de trabajo u otros problemas sociales.

La aparición de armas autónomas podría dar lugar a una carrera armamentística en la que los países almacenen el mayor número posible de estas armas antes de que sus adversarios lo hagan también.

Los piratas informáticos y la ciberguerra plantean otra amenaza al perturbar sistemas de infraestructuras como las redes eléctricas o los hospitales mediante ataques de malware a los ordenadores conectados a ellas.


Publicado

en

por

Etiquetas:

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

19 − 5 =

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y se aplican la política de privacidad y los términos de servicio de Google.