spot_img
lunes, abril 15, 2024
InicioAnimales¿Corren peligro de extinción los tiburones blancos?

¿Corren peligro de extinción los tiburones blancos?

-

El gran tiburón blanco es el mayor pez depredador de la Tierra y uno de los animales más temidos del océano.

También es una de las criaturas más emblemáticas, a pesar de su reputación de asesino sanguinario.

Pero los biólogos marinos están debatiendo si estos depredadores están realmente en peligro de extinción.

Los tiburones blancos llevan en la Tierra unos 400 millones de años, pero durante la mayor parte de ese tiempo fueron escasos y estuvieron dispersos por todo el planeta.

Los tiburones blancos llevan en la Tierra unos 400 millones de años, pero durante la mayor parte de ese tiempo fueron escasos y estuvieron dispersos por todo el planeta.

No empezaron a aparecer en grandes cantidades hasta hace unos 100 millones de años, e incluso entonces, su número sólo empezó a aumentar después de que los humanos empezaran a dominar los océanos con la pesca y la actividad comercial.

En la actualidad, los tiburones blancos están amenazados por nuestras acciones de dos maneras: mediante la captura directa o la mortalidad accidental (cuando quedan atrapados en las redes tendidas por los pescadores), así como por la pérdida de hábitat debida al desarrollo humano a lo largo de las costas donde se sabe que se congregan los tiburones.

El primer estudio exhaustivo de los tiburones blancos fue realizado por Peter Klimley, biólogo marino de la Universidad de California en Davis.

Klimley es biólogo marino de la Universidad de California en Davis. Realizó su estudio sobre las poblaciones de tiburón blanco entre 1994 y 1997 en aguas de California.

La investigación fue el primer estudio exhaustivo de este tipo y reveló algunos resultados sorprendentes: había más del doble de tiburones en la costa de lo que se creía, pero estaban dispersos por toda su área de distribución en lugar de concentrarse en una sola zona como se pensaba.

Los hallazgos condujeron a otros estudios que demostraron que los tiburones blancos son capaces de vivir más de lo que se pensaba -muchos llegan a los 70 u 80 años- y también pueden recorrer grandes distancias a través de los océanos sin perderse ni quedarse sin comida (lo cual tiene sentido, ya que son depredadores ápice).

Durante las dos últimas décadas, Klimley y su equipo han marcado más de 500 tiburones blancos en la costa de California para comprender mejor sus pautas migratorias y hábitos estacionales.

En las dos últimas décadas, Klimley y su equipo han marcado más de 500 tiburones blancos en la costa de California para conocer mejor sus pautas migratorias y hábitos estacionales. Los investigadores también recogen muestras genéticas de cada animal que marcan para saber más sobre su parentesco.

Los datos recogidos mediante el marcado han revelado algunas curiosidades sobre las pautas migratorias de los tiburones blancos:

Por ejemplo, no sólo se dirigen al sur para pasar el invierno: ¡algunos viajan tan al norte como Alaska durante esta época! Estos hallazgos son especialmente importantes porque antes se pensaba que los tiburones blancos sólo se encontraban en el sur de California durante los meses de verano; ahora sabemos que hay otras zonas donde estos depredadores se pasean durante todo el año (aunque no necesariamente en grandes cantidades).

Esta información puede ser utilizada por agencias gubernamentales como NOAA Fisheries a la hora de tomar decisiones sobre si ciertas zonas necesitan o no protección contra la pesca u otras amenazas como la contaminación o la pérdida de hábitat debido al cambio climático o proyectos de desarrollo como plataformas de perforación petrolífera en alta mar cerca de importantes zonas de cría de poblaciones de peces juveniles – todo lo cual podría afectar negativamente a las tasas de supervivencia entre los tiburones jóvenes que migran a esas regiones más adelante en su ciclo de vida.»

Pero en los últimos años, tras ser declarada especie protegida por el gobierno, muchos pescadores de tiburones se han quejado de que las restricciones que les imponen los reguladores son demasiado estrictas y costosas.

En los últimos años, tras ser declarada especie protegida por el gobierno, muchos pescadores de tiburones se han quejado de que las restricciones que les imponen los reguladores son demasiado estrictas y costosas.

El sector lleva en declive desde la década de 1970, cuando los avances tecnológicos facilitaron a los pescadores la captura de tiburones en el mar en lugar de en tierra.

La pesca de tiburones genera mucho dinero: se calcula que sólo el comercio internacional genera más de 1.000 millones de dólares al año. Pero también es un trabajo peligroso; según algunas estimaciones, hay más muertes relacionadas con la pesca del tiburón que con cualquier otra actividad comercial en Australia (aunque esto puede deberse en parte a que no se declaran todas las muertes).

Además de los riesgos que entraña el propio entorno de trabajo, como caerse por la borda en un mar embravecido, los pescadores de tiburones deben enfrentarse a normativas destinadas a proteger a estos animales de la sobrepesca y la extinción:

Klimley afirma que, aunque la población de tiburón blanco ha disminuido algo en los últimos 30 años debido a la sobrepesca, sigue siendo lo bastante robusta como para evitar su extinción en aguas norteamericanas.

Klimley afirma que, aunque la población de tiburón blanco ha disminuido algo en los últimos 30 años debido a la sobrepesca, sigue siendo lo bastante robusta como para evitar su extinción en aguas norteamericanas.

La mayor amenaza para los tiburones blancos es la muerte accidental por accidentes de navegación o enredos en artes de pesca con palangre.

La sobrepesca es sólo una de las amenazas a las que se enfrentan estos depredadores; otros factores importantes son la degradación del hábitat y el cambio climático.

La sobrepesca es sólo una de las amenazas a las que se enfrentan los tiburones blancos; otras incluyen la muerte accidental por accidentes de navegación y quedar atrapados en las artes de pesca utilizadas por los pescadores de palangre que capturan cangrejos de atún y peces espada en el fondo del océano con kilómetros de línea ensartada en la superficie del agua.

La sobrepesca es sólo una de las amenazas a las que se enfrentan los tiburones blancos; otras son la muerte accidental por accidentes de navegación y quedar atrapados en las artes de pesca utilizadas por los pescadores de palangre que capturan atunes y peces espada en el fondo del océano con kilómetros de sedal ensartados en la superficie del agua.

Para proteger a estos depredadores de la extinción, debemos trabajar juntos para reducir nuestro impacto en las poblaciones de tiburones.

Podemos hacerlo reduciendo nuestro consumo de sopa de aleta de tiburón (un manjar entre muchas culturas) y prohibiendo por completo la pesca comercial del tiburón blanco.

«Hay que tener cuidado con sacar conclusiones sobre estas cosas basándose en un solo lugar», afirma. «Todas están relacionadas. No se puede extraer demasiado de un lugar sin dañar otros».

«Hay que tener cuidado con sacar conclusiones sobre estas cosas basándose en un solo lugar», afirma. «Todos están relacionados. No se puede extraer demasiado de un lugar sin perjudicar a los demás».

La baja tasa de natalidad de los tiburones blancos significa que son vulnerables a la extinción si su número desciende demasiado, pero la especie ha sobrevivido a otros periodos en los que su número se vio reducido por los humanos.

A principios del siglo XX, las poblaciones de tiburón blanco disminuyeron debido a la intensa caza por parte de los humanos, que querían sus aletas para sopa y su piel para ropa, entre otros usos.

Hasta 1982 no se establecieron medidas de protección para los tiburones blancos en todo el mundo, e incluso entonces pasaron décadas antes de que sus poblaciones se recuperaran lo suficiente como para que científicos como Bruno Ferreira de Souza, de la Fundação Biodiversitas (Fundación Biodiversidad) de la ciudad brasileña de Recife, pudieran empezar a estudiarlos de nuevo:

Los tiburones son animales importantes

Los tiburones son una parte importante del ecosistema y, sin ellos, la vida en el océano sería muy diferente. Los tiburones nos ayudan de muchas maneras a entender cómo funcionan los ecosistemas y cómo podemos protegerlos.

  • Los tiburones mantienen a raya a otros animales: La presencia de grandes depredadores como los tiburones blancos ayuda a proteger a las poblaciones de peces de la sobrepesca humana o de que se los coman otros animales como focas o delfines.

     

  • Los tiburones pueden ayudar a encontrar nuevos medicamentos: Los tiburones existen desde hace millones de años, por lo que sus organismos han tenido tiempo de desarrollar inmunidad contra muchas enfermedades que hoy afectan a los humanos (como el cáncer).

     

  • Los científicos estudian a estos animales para encontrar nuevas formas de curar enfermedades como el cáncer a través de la comprensión de cómo funcionan sus cuerpos en diferentes condiciones.

Conclusion

Los tiburones son animales importantes, pero aún nos queda mucho por aprender sobre ellos. Sabemos que llevan en la Tierra unos 400 millones de años, pero durante la mayor parte de ese tiempo fueron escasos y estuvieron dispersos por todo el planeta.

El primer estudio exhaustivo de los tiburones blancos lo realizó Peter Klimley, biólogo marino de la Universidad de California en Davis.

En las dos últimas décadas, Klimley y su equipo han marcado más de 500 tiburones blancos en la costa de California para conocer mejor sus pautas migratorias y hábitos estacionales.

Pero en los últimos años, tras ser declarada especie protegida por el gobierno, muchos pescadores de tiburones se han quejado de que las normas que les imponen los reguladores son demasiado estrictas y costosas.

Articulos relacionados

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

once + 15 =

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y se aplican la política de privacidad y los términos de servicio de Google.

Ultimas noticias